lunes, 17 de octubre de 2011

AL BAÚL DE LOS RECUERDOS!

Hola a tod@s!!!

Cómo os va la vida?

Hoy quiero enseñaros un producto que no volveré a comprar. Cómo sabeis y supongo que a muchas os pasará como a mí, sigo librando una batalla intensa contra la celulitis. La verdad es que temgo bastante, debido a mi vida sedentaria (lo sé, las cremas no son milagrosas) y supongo que a mis malos hábitos alimentarios.  Aunque intento cambiar los hábitos, que ya sabeis que es lo más importante a la hora de perder peso, es dificil y por eso recurro a ayudas externas para facilitarme un poco el trabajo.


Pues el producto en cuestión que he probado esta vez (tengo varios abiertos de los que os hablaré cuando los termine), es este Aceite de masaje de Geranio y Pomelo para combatir la celulitis de la marca Korres.


En esta foto podeis ver que la textura es aceite puro y duro (o al menos lo podeis intuir). El producto en sí, promete reducir las toxinas y minimizar la retención de líquidos, estimulando el sistema linfático. Además los productos de la marca Korres como ya sabeis no tienen aceites minerales, ni siliconas, ni propilenglicol, ni etanolaminas. El olor es muy bueno, cítrico muy rico. Y otra cosa interesante es que la aplicación es con un vaporizador.


 
Me parece una idea muy curiosa y muy práctica, porque con los productos en aceite siempre se desperdician cantitades grandes de producto por el aplicador. Éste me parece que está muy bien pensado. Es un punto a favor. Me recuerda a los vaporizadores que hay ahora para las ensaladas, para la gente que no debe abusar del aceite,jeje. 

El que fuera un producto tipo aceite no me suele gustar mucho, porque evidentemente la absorción es mucho más lenta que una crema normal, y eso ya lo sabía antes de comprarlo, pero aun así me decidí porque la aplicación, según recomiendan es de 2-3 veces en semana. Pensé: "2-3 veces a la semana seguro que puedo hacerlo" Pues ná de ná. Lo intenté pero, a pesar de que el hecho de que sea vaporizado aplica la cantidad justa, para toda la pierna hay que vaporizar bastantes veces, lo cual deja bastante producto. Total, que se absorve muy despacio para mi gusto. Después de aplicarlo, hay que esperar, en micaso mas de media hora para poder vestirse y yo es que no aguanto eso.
Necesito que los productos se absorvan rápido porque si no, me da la sensación de que estoy perdiendo el tiempo.

En cuanto a resultados, tampoco puedo ofreceros más información, porque lo he estado usando de forma discontinua y ni siquiera lo he acabado.

Como producto no puedo opinar mucho. A mí personalmente no me ha gustado, pero si a vosotras no os importa la textura en aceite, es una opción a plantearse.

Un beso fuerte y nos vemos pronto!

4 comentarios:

Ginger dijo...

No he usado esta crema pero tampoco me gustan las texturas tan aceitosas para esa zona.


Besos

neika dijo...

suelo ser muy inconstante en esos temas...pero en aceite, la verdad no me parece una buena opción...porque ya de por si me da pereza como para hacerlo más laborioso...besos

Mareas. dijo...

Te traigo una idea, ¿y si te compras una crema corporal que se ligera y lo mezclas con ella?, se te quedaría más o menos la textura de crema y el olorcillo-beneficios del aceite.
Otra cosa que puedes hacer es ponerlo con el spray en tus manos y luego masajear.
Te digo que yo también prefiero las texturas en crema¡¡.
Un beso.

Arya dijo...

Pues es una idea lo de mezclar con una hidratante corporal... Voy a sopesarlo. Ya sabes que siempre te hago caso :) Comentarios sabios siempre se tienen en cuenta.

Gracias por pasaros!