miércoles, 2 de marzo de 2011



Buenas a tod@s!!!

Pues en mi búsqueda por el mundo potinguil del corrector perfecto,creo que he podido encontrar el que se acerca lo más posible a la perfección, el PRO LONGWEAR de MAC.
Es un correcto en formato fluído, no tan líquido como otros ni tan espeso. Contiene 9 ml, que es bastante cantidad. Se extiende perfectamente con el dedo o con brocha, que es como lo extiendo yo. Otra cosa que me parece muy importante para un corrector es la duración. He probado muchos correctores en diferentes formatos, y quitando algún error de color que no es culpa del producto si no mía, y mi principal pega para todos es que no me duraban nada en la ojera. En cambio éste es increíble. Después de 8 horas trabajando, llego a cas y ahí está!! Sigue ahí! Cuando lo usé no me lo podía creer. Ahora, aguanta pero no perfecto (ya he asumido que ninguno es perfecto). Lo único que no me gusta (aparte del dispensador que es de esos de apretar, lo cual es muy incómodo y además no puedes regular la cantidad de producto que sale) es que me marca las arruguitas de la ojera. Fue una sorpresa cuando me pasó, por que normalmente me marca los pliegues, no arruguitas, lo que me hizo plantearme...me estoy haciendo mayor? Tendré que cambiar de contorno de ojos. Pero eso será objeto de otro post =))
Éste el dispensador:

Pues eso es todo. espero que os haya gustado.
Besos para tod@s!

Ya no queda nada para el fin de semana!!

2 comentarios:

Cinnamon Cloud dijo...

estoy de acuerdo en lo del pump, es una pérdida de producto que prrrr... duele xD

el fluidline es GENIAL con pincel biselado, es super facil hacerse el delineado, al menos para mi. En mi caso, cuando se me termine (creo que dentro de muuuucho) compraré el Chromaline BlackBlack, que es de la gama PRO y se usa para body painting y así, viene mucho mas, cuesta igual (creo) y dicen que es mucho mejor =)

Mareas dijo...

Nena, gracias por tu entrada. Yo todavía ando buscando un corrector perfecto, que se mantenga, no se mueva y no haga pliegues...creo que pido mucho.
Un beso.